Salud

El Trastorno por Déficit de Atención se encuentra en una situación de infradiagnóstico absoluto

El doctor Alberto Fernández Jaén, del Hospital de la Zarzuela de Madrid, considera que sólo se derivan al especialista los casos de mayor afectación.

Las consecuencias de no tratar a los niños con Trastorno por Déficil de Atención e Hiperactividad (TDAH) pueden ser graves, puesto que, aunque el síntoma más llamativo, la hiperactividad, tiende a reducirse o desaparecer con los años, la falta de atención y la impulsividad persisten muchas veces en la adolescencia y en la vida adulta. Y, a pesar de todo, "el TDAH se encuentra en una situación de absoluto infradiagnóstico". Así lo ha señalado el doctor Alberto Fernández Jaén, en el marco del Congreso de la Sociedad Española de Pediatría Hospitalaria.

Además de estar infradiagnosticado, cuando sí que se hace el diagnóstico, éste suele ser tardío. Según datos de la Encuesta INESME sobre el Grado de Conocimiento del TDAH, más de la mitad de los casos (61%) tarda un año o más en ser diagnosticado desde que aparecen los primeros síntomas y sólo 15 de cada 100 niños son diagnosticados en menos de seis meses.

Diagnóstico tardío

No tratar este trastorno puede conducir al fracaso escolar de los niños y a complicar las posibilidades de una socialización normal. Además, pueden presentar más habitualmente conductas de riesgo (accidentes, consumo de drogas) y ser adultos con un nivel educativo por debajo de sus posibilidades reales y un nivel laboral más pobre; pueden tener problemas en sus relaciones de pareja y un mayor riesgo de presentar toxicomanías y otros trastornos mentales.

Este estudio, que ha contado con las opiniones y percepciones de padres, profesores y especialistas, señalaba además que el 70% de los neuropediatras y psiquiatras infantiles entrevistados creen que lo ideal es que el niño tenga sus síntomas controlados durante todo el día y no únicamente en las horas que esté en el colegio.

Tratamiento

El tratamiento farmacológico habitual del TDAH es el metilfenidato de liberación inmediata, pero "la reciente incorporación de este mismo fármaco en una fórmula de liberación prolongada, con una sola toma al día, facilita el cumplimiento del tratamiento, evitando la estigmatización; además se observa que el tratamiento es más eficaz que con el metilfenidato empleado tradicionalmente, señala el doctor Fernández Jaén. El metilfenidato de liberación prolongada es comercializado como Concerta® por Janssen Cilag desde hace dos años.

Pero además de la importancia del tratamiento farmacológico, los especialistas creen que este trastorno debe ser abordado también en el ámbito psicosocial y de forma multidisciplinar (desde la disciplina psiquiátrica, psicológica y pedagógica).


Lo más destacado

Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. Es un trastorno cuya frecuencia está aumentando; tanto es así que en este momento es el cuadro más frecuente en la consulta de psiquiatría infanto-juvenil y de neuropediatría. El TDAH viene definido por déficit de atención, impulsividad e hiperactividad. La "hiperactividad" afecta más a niños que a niñas (4:1), y en nuestro entorno al menos un niño de cada aula escolar presenta el problema.

Consecuencias. Rendimiento escolar pobre, baja autoestima y problemas sociales son algunas de las consecuencias derivadas de un diagnóstico tardío o de mo tratar a tiempo el TDAH.