Salud

Soria anuncia que el decreto que obliga a informar el gluten en los alimentos entrará en vigor esta legislatura

19-XI-07. Con esta medida, España se adelanta al resto de Europa, ya que la normativa europea al respecto podría tardar en llegar como mínimo dos años

La norma que obligará a que las etiquetas de todos los alimentos comercializados en España especifiquen si contienen gluten entrará en vigor en esta legislatura. Así lo ha anunciado el ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, tras reunirse con representantes de las principales organizaciones de enfermos celíacos, gastroenterólogos expertos en celiaquía e industria alimentaria. El encuentro se ha celebrado en la sede de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) y ha contado con la participación de su presidente, Félix Lobo, para consensuar una serie de medidas destinadas a proteger la salud de los celíacos (personas con intolerancia al gluten).

Las condiciones para la fabricación, etiquetado y comercialización de los alimentos destinados a celíacos se recogerán en un real decreto que el Ministerio de Sanidad y Consumo quiere que entre en vigor en esta legislatura. Esto significa que, el año que viene, los celíacos sabrán claramente qué alimentos pueden consumir con seguridad y cuáles no. Esta normativa incluirá la regulación de los alimentos destinados a satisfacer las necesidades nutricionales particulares de los celíacos, así como la obligatoriedad de que la etiqueta y la publicidad incluyan información de si el alimento supera un límite máximo de gluten.

Esto afectará a todos los productos, no sólo a los destinados a consumo exclusivo de los celíacos. La AESAN está estudiando la posibilidad de que los alimentos libres de gluten incluyan un símbolo identificativo. Esta decisión del Ministerio de Sanidad y Consumo es de suma importancia para los miles de enfermos celíacos que hay en España. Una de las grandes ventajas de esta medida es que, al poder elegir entre más opciones y más claras y seguras, la cesta de la compra resultará también más barata para las familias de los afectados por esta enfermedad.

Legislación avanzada

El ministro de Sanidad y Consumo ha explicado que este real decreto se adelanta a la iniciativa europea, que está elaborando una norma en la misma línea. Sin embargo, la legislación europea puede tardar unos dos años en entrar en vigor, y el Gobierno de España considera que ya está en condiciones para poder aplicarla. Hoy en día, la tecnología permite detectar niveles de gluten incluso de menos de diez partes por millón y el Ministerio quiere aprovechar estas nuevas oportunidades en beneficio de los enfermos. Hasta ahora, por dificultades tecnológicas, la legislación no había podido determinar un límite máximo de gluten para los alimentos. Ahora ya es posible gracias a los avances en técnicas de laboratorio, y supone un gran paso en la seguridad alimentaria nacional y demuestra el compromiso de este Gobierno con los pacientes celíacos y sus familiares.



Lo más destacado

Más avances. Esta medida forma parte de un proyecto a favor de las y los celíacos que la AESAN está concretando con las asociaciones de pacientes y la industria. Entre este conjunto de medidas también se recoge un estudio epidemiológico de la celiaquía en España. La meta de este análisis es obtener datos reales de la frecuencia de esta enfermedad, de los que hoy no se dispone. Este mapa de la celiaquía en España permitirá diseñar nuevas estrategias de diagnóstico, prevención y lucha contra la enfermedad.

Información al alcance de todos. Al etiquetado obligatorio de los alimentos que superen un nivel máximo de gluten en su composición, se suma la puesta en marcha de un programa de control de mercado, coordinado por la AESAN, y la creación de una web con información específica sobre alimentos inocuos para celíacos. Además, Soria ha anunciado que la AESAN ya está trabajando con los representantes de la hostelería para lograr que adviertan de la presencia de gluten en los productos que ofrecen en bares y restaurantes.

Datos. La Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE) estima que en España hay unos 450.000 enfermos celíacos (una de cada 150 personas) de los que tan sólo se encuentra diagnosticado el 10%.