Salud

Cómo prevenir la transmisión de enfermedades por el consumo de alimentos

01-III-2007. Con la salud no se juega, debemos huir de cualquier oferta, "ganga", que nos resulte sospechosa o incapaz de garantizar la procedencia del producto.

Las Enfermedades de Transmisión Alimentaria son aquellas que se adquieren por el consumo de alimentos o agua contaminada. Los alimentos causantes de este tipo de enfermedades pueden ser tóxicos por sí mismos como por ejemplo las setas venenosas, o por actuar como meros vehículos de las sustancias nocivas o microorganismos patógenos como es el caso de huevos o carnes contaminados con Salmonella. Éstas se producen generalmente por el llamado "doble fallo": la llegada al alimento del microorganismo responsable y su multiplicación posterior, según informa el Departamento de Salud de Murcia en un informe.

Estas afecciones tienen un marcado carácter estacional, y son precisamente las estaciones calurosas las que entrañan más riesgo, por lo que debemos tomar determinadas precauciones a la hora de adquirir, transportar, almacenar y preparar los alimentos para su consumo.

Recomendaciones

Ante la pregunta ¿Qué podemos hacer para adquirir alimentos higiénicamente seguros?, el Departamento de Salud de Murcia ofrece una serie de consejos útiles para el consumidor:

  • Acudir siempre a los cauces comerciales ordinarios: establecimientos fijos, conocidos, ya que este tipo de comercios están sujetos a un control sanitario periódico que supone una garantía importante.
  • Comprobar que los alimentos han sufrido la correspondiente inspección sanitaria y proceden de industrias autorizadas, lo que vendrá avalado por la etiqueta, marchamo, sello, etc. Con la salud no se juega, debemos huir de cualquier oferta, "ganga", que nos resulte sospechosa o incapaz de garantizar la procedencia del producto.
  • Leer atentamente el etiquetado, ya que así podremos conocer datos tan importantes como las fechas de consumo preferente, de caducidad, modo adecuado de conservación, ingredientes, etc. Todos estos datos nos permitirán consumir el producto con tranquilidad.
  • Limpieza en los locales, que presenten un aspecto agradable. Normalmente quien cuida la limpieza del establecimiento también se esmera en servir o vender productos de buena calidad.
  • Limpieza del personal manipulador: aspecto limpio en lo que respecta a la ropa, aseo personal; manos perfectamente limpias.
  • Vigilar la limpieza de utensilios tales como cuchillos, maquinas de cortar, mostradores, etc., en los minoristas y demás establecimientos que expendan alimentos.
  • Huir de establecimientos que exponen alimentos con aspecto incorrecto: resecos, coloraciones anormales, etc.


Recuerde

Consejos. Hay que acudir siempre a locales legales para la compra de alimentos y huir de las gangas. Hay que fijarse en si el establecimiento está limpio, si las personas que manipulan los alimentos también presentan un aspecto aseado...