Salud

La mayoría de los alérgicos a alimentos reaccionan al entrar en contacto con el polen

12-III-2007. Los pacientes alérgicos a pólenes y alimentos, al mismo tiempo, tienen una mayor probabilidad de desarrollar asma

Un informe elaborado por un grupo de investigadores en alimentos vegetales (frutos secos, frutas y verduras), entre ellos miembros de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), ha confirmado que entre el 70-80% de los pacientes alérgicos a alimentos, también reaccionan al entrar en contacto con ciertos tipos de pólenes.

Este trabajo, el primero que se lleva a cabo en España con el objetivo de estudiar las características de los alimentos de origen vegetal, ha sido realizado por la Red Vegetalia , grupo formado por 11 equipos de investigación, dependientes de diversas administraciones, instituciones y que en su desarrollo ha contado con la colaboración del Instituto de Salud Carlos III, organismo dependiente del Ministerio de Sanidad y Consumo.

Relación alimentos-pólenes

El doctor Javier Cuesta, coordinador de la Red Vegetalia y miembro de la SEAIC explica que "existe una estrecha asociación entre la alergia a pólenes y alimentos vegetales. Por ello, hasta la fecha, siempre se ha pensado que la alergia a frutas estaba producida por causa de los pólenes, debido a que ambos comparten la sensibilización a algunos de sus componentes. Sin embargo, no es así porque se ha comprobado que no todos los alérgicos a frutas, lo son a pólenes".

Asimismo, este estudio ha probado como los pacientes polínicos o con alergia a polen muestran reacción sólo ante pruebas cutáneas a alimentos de origen vegetal en un 30-40% de los casos, en gran medida a frutas y frutos secos. Mientras que, en torno al 20%, muestra reacción en el momento en que se ingieren ciertos alimentos de origen vegetal.

El coordinador de la Red Vegetalia afirma que "entre los datos que pudimos constatar en este trabajo fue que aquellos pacientes sensibilizados a frutas y frutos secos que no tenían alergia a polen concomitante, presentan con mas frecuencia reacciones generalizadas y graves al comer un alimento. Mientras que, aquellos alérgicos que reaccionan a frutas/frutos secos y pólenes, al mismo tiempo, muestran una menor expresión en los síntomas de gravedad de la alergia alimentaria (picor en la boca, etc.), aunque muestran una mayor gravedad en la manifestación de la alergia a pólenes, ya que éstos desarrollan asma con mayor frecuencia".

Aumento proporcional

Dado el incremento en el número de pacientes alérgicos a pólenes en los últimos años, es de esperar que la cifra de alérgicos a frutas también haya experimentado una escalada similar. "Aunque hasta la fecha no existe un registro de datos sobre el aumento en el número de alérgicos a alimentos en los últimos años, si podemos considerar el hecho de que al existir un estrecha relación (proteínas homólogas) entre la alergia a pólenes y alergia a frutas/frutos secos, el incremento de la primera haya condicionado a la segunda".

Entre las proteínas alergénicas que con más frecuencia se pueden encontrar en las frutas, destacan la LTP (proteína transportadora de lípidos) y la profilina. La LTP es el alergeno principal de melocotón y de varios frutos secos. En paralelo, estas proteínas también están presente en varios tipos de pólenes como el plátano de sombra, olivo o artemisia. "De esta forma, se ha podido comprobar en varios pacientes una reacción cruzada entre LTP de la artemisia y el melocotón", apunta el doctor Cuesta.



Lo más destacado

Melocotón, kiwi y melón. En general, el principal alimento de origen vegetal causante de alergia es el melocotón, seguido por el melón, kiwi y frutos secos. Entre otros hallazgos de este estudio, el doctor Cuesta añade que "en el caso de la alergia a melocotón, frutos secos y manzana se asocia con sensibilización a LTP, mientras que el melón, sandia, tomate o pera se asocian con la sensibilización a profilina. Se ha comprobado que las reacciones por LTP están ligadas con mayor frecuencia a reacciones generalizadas y graves, que en algunos casos pueden poner en peligro la vida del paciente. Mientras que la sensibilización a profilinas se asocia a un cuadro de síntomas mas leve, el síndrome de alergia oral".

Diagnóstico. Otro capítulo que se beneficiará del informe elaborado por la Red Vegetalia es el diagnóstico y tratamiento de los pacientes alérgicos a alimentos. "El diagnóstico para detectar el alérgeno responsable de la reacción alérgica es fundamental a la hora de determinar el tratamiento más adecuado. Los hallazgos acerca de cuáles son las proteínas o componentes responsables de las reacciones proporcionarán la base para elaborar los extractos alergénicos para realizar las pruebas de sensibilización. De este modo, se afinará la elección en el diagnóstico y el tratamiento de estos pacientes", explica el doctor Cuesta.