Salud

¿Quién debe llevar una dieta baja en sodio o sal?

06-III-2007. La OCU recomienda seguir una alimentación baja en sal a los hipertensos, los pacientes afectados de cirrosis o insuficiencia renal y a aquellos que padezcan algún tipo de enfermedad coronaria

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recomienda una dieta baja en sal (o, lo que es lo mismo, en sodio) a las siguientes personas:

  • Los hipertensos en general.
  • En la insuficiencia cardiaca, puesto que, debido al deficiente trabajo del corazón, la sangre circula mal y tiende a salir líquido de los vasos. Para compensar esta pérdida de volumen sanguíneo, el cuerpo retiene sodio y agua. Cuando se consume mucho sodio, esta retención de líquidos se agrava.
  • En la insuficiencia renal, ya que el sodio favorece la retención de líquidos en los tejidos e impide que se eliminen por la orina. Este fenómeno es contraproducente en personas con insuficiencia renal, ya que para poder eliminar los residuos, sus riñones necesitan tener disponible la mayor cantidad posible de agua.
  • En la cirrosis hepática con retención de líquidos también se aconseja una reducción de sodio para evitarla.
  • Pacientes que siguen un tratamiento a base de cortisona, que también favorece la retención de líquidos.

Objetivo: reducir la sal

Una dieta baja en sodio debería contener unos 3 gramos de sal al día, cantidad que es suficiente para cubrir los requerimientos mínimos del cuerpo. El consumo recomendado para la población general es de 6 gramos de sal al día.

Lo más fácil para tomar menos sodio es reducir el consumo de alimentos precocinados y muy elaborados, embutidos, salazones de pescado y conservas, ya que suelen llevar sal añadida. El pan también es una fuente considerable de sal y, en algunos casos, puede ser incluso recomendable consumir el pan sin sal que se vende en muchas panaderías.

Cocinando en casa con productos no procesados e intentando condimentar con especias, limón, vinagre y hierbas aromáticas es posible moderar el consumo de sal sin renunciar a una comida apetecible.



Lo más destacado

Pan. Es una fuente considerable de sal y, en algunos casos, puede ser incluso recomendable consumir el pan sin sal que se vende en muchas panaderías.

Cantidades concretas. Una dieta baja en sodio debería contener unos 3 gramos de sal al día, cantidad que es suficiente para cubrir los requerimientos mínimos del cuerpo. El consumo recomendado para la población general es de 6 gramos de sal al día.