Salud

Aspirina podría reducir el riesgo de esófago de Barrett

23-III-2007. Las personas que desarrollan este trastorno tienen un alto riesgo de padecer cáncer de esófago.

Resultados de un estudio presentado recientemente (Febrero de 2007) por el Instituto de Investigación Oncológica Fred Hutchinson (Seattle, Estados Unidos) asocian el uso de Aspirina y otros antiinflamatorios con la reducción del riesgo de esófago de Barrett.

El esófago de Barrett es un trastorno causado por el reflujo crónico del ácido gástrico al esófago. Las personas que sufren acidez con regularidad durante más de cinco años corren el riesgo de padecer esa condición precancerosa.

El estudio del Instituto Fred Hutchinson se ha publicado en la revista PLoS Medicine y muestra que las personas con la forma más agresiva de esófago de Barrett pueden beneficiarse de la terapia preventiva con Aspirina.

Terapia no invasiva

Uno de los investigadores, el doctor Brian Reid, afirma que "estas conclusiones pueden ayudarnos a determinar qué pacientes de esófago de Barrett pueden beneficiarse más de esta terapia con Aspirina, muy efectiva y no invasiva".

Este tema está siendo estudiado también por investigadores del Hospital Radcliffe Infirmary que esperan encontrar una combinación de fármacos que detengan que proceso por el que el esófago de Barrett puede desarrollar cáncer de esófago.

El equipo de investigadores explicó que estudios previos ya han sugerido que Aspirina puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer de esófago gracias a sus propiedades antiinflamatorias.


Lo más destacado

Esófago de Barrett. es un trastorno causado por el reflujo crónico del ácido gástrico al esófago. Las personas que sufren acidez con regularidad durante más de cinco años corren el riesgo de padecer esa condición precancerosa.