Salud

Dos de cada diez pacientes críticos reducen su estancia en el hospital gracias a la farmaconutrición

La nutrición artificial suplementada disminuye las complicaciones infecciosas del paciente crítico y quirúrgico

La farmaconutrición disminuye significativamente las complicaciones infecciosas y la estancia hospitalaria de los pacientes ingresados en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) según se ha puesto de manifiesto en el Curso sobre Soporte Nutricional en el Paciente Crítico, curso avalado entre otras por la Sociedad Española de Nutrición Parenteral y Enteral (SENPE) y la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) y organizado con el apoyo de Novartis Medical Nutrition, según informa Planner Media, S.L. en una nota de prensa.

"La nutrición por vía enteral, con una dieta enriquecida en farmaconutrientes, disminuye en un 20% las posibilidades de que aparezcan complicaciones infecciosas en el paciente crítico y en el quirúrgico, reduciendo además su estancia en el hospital. Asimismo, la administración de nutrición enteral de manera precoz, dentro de las 24 primeras horas desde el ingreso en UCI, tiene un efecto beneficioso sobre la evolución del paciente", según ha explicado el doctor Juan Carlos Montejo, Jefe de Sección de Medicina Intensiva del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, y uno de los coordinadores del curso, celebrado en Barcelona.

Nutrición suplementada

La farmaconutrición, un tipo de nutrición suplementada con nutrientes específicos (arginina, nucleótidos, glutamina, ácidos grasos omega-3, acido oleico, etc.), ha ocupado una parte importante del curso ya que, además de nutrir al paciente crítico, se ha visto que "no sólo contribuye a reforzar su sistema inmune gracias a la acción farmacológica de alguno de sus sustratos como se creía hace unos años, sino que además estos sustratos mejoran la cicatrización, contribuyen a la liberación de hormonas específicas, mejoran el control de la glucemia, etc. De ahí que lo que antes se denominaba inmunonutrición, ahora se llame farmaconutrición", explica el doctor Alfonso Mesejo, Jefe de Sección de Medicina Intensiva del Hospital Clínico Universitario de Valencia y también coordinador del Curso Soporte Nutricional en el Paciente Crítico.

Nutrición por vía enteral

Durante el curso también se ha revisado la idoneidad de las distintas vías de administración de los nutrientes. En la actualidad, los avances en las fórmulas de nutrición enteral y en las técnicas de colocación de sondas, así como la posibilidad de realizar esta forma de nutrición en el domicilio, han facilitado la expansión de este tipo de nutrición.

"En términos generales y siempre que no esté contraindicada, disponemos de datos que confirman la mejor evolución de los pacientes críticos cuando se les da nutrición por vía enteral (aquella dieta que se le da al paciente a través de una sonda) en comparación con la nutrición por vía parenteral (que se administra mediante catéter endovenoso). En todos los casos, sin embargo, el esfuerzo debe dirigirse a que el paciente reciba todos los requerimientos nutricionales. De ahí que si se opta por la nutrición enteral, haya que contar con sus posibles complicaciones de aplicación como vómitos, diarrea, etc. que pueden hacer que el paciente requiera suplementar la dieta con nutrición parenteral para obtener todas la calorías pautadas", aclara el doctor Montejo.



De interés

Farmaconutrición. Es un tipo de nutrición artificial suplementada con arginina, nucléotidos y ácidos grasos omega-3 capaz de disminuir las complicaciones infecciosas y la estancia hospitalaria en pacientes críticos.

Más saludable. La nutrición enteral suplementada con arginina, aceite de pescado (rico en ácidos grasos omega-3), nucleótidos y micronutrientes (comercializado por Novartis Medical Nutriton bajo la marca Impact® Enteral e Impact® Oral) ha demostrado repetidamente sus efectos beneficiosos sobre el sistema inmune.