Salud

Cuidado con la salmonella en verano

06-VIII-09. En la preparación de salsas con huevo crudo es importante tomar precauciones. La salmonella es responsable del 70% de las enfermedades transmitidas por los alimentos

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) recuerda que hay que extremar las precauciones en la cocina para evitar la salmonella en la elaboración de salsas que contengan huevo, como las mayonesas. Así, la salmonella es la causa de más del 70% de los brotes de enfermedades de origen alimentario.

En una nota de prensa, AESAN ofrece de forma resumida varias medidas de precaución en la preparación de salsas:

1. Comprar y utilizar sólo huevos procedentes de establecimientos autorizados, ya que estarán bien envasados y etiquetados. La Agencia explica que en la etiqueta del envase debe aparecer obligatoriamente el establecimiento de origen y la fecha de consumo preferente. En la cáscara de cada huevo debe aparecer una clave numérica que permite identificar el establecimiento de origen.

2. Conservar los huevos frescos en el frigorífico hasta que se vayan a utilizar.

3. No guardar sobrantes de la salsa, por lo que se recomienda calcular la cantidad de salsa que se va a consumir inmediatamente. En el caso de que se prepare más cantidad de comida de la que se ha consumido, la AESAN recomienda aderezar con la salsa sólo la parte que se va a comer a continuación y reservar el resto sin salsa.

4. Antes de utilizar el huevo, lavar y secar bien la cáscara justo antes de romperlo.

5. Evitar caer trozos de la cáscara en el recipiente donde se ha cascado el huevo.

6. Todo el menaje que se ha utilizado con el huevo crudo se ha de lavar cuanto antes y no debe estar en contacto con otros alimentos.

7. Agregar a la salsa vinagre o limón, para acidificarla y de este modo dejar inactivos los posibles gérmenes o, al menos, impedir su multiplicación.

8. Mantener la salsa recién preparada en refrigeración, hasta su consumo. Según AESAN, lo ideal es que la elaboración y el consumo se sucedan sin tiempos de espera. Servir inmediatamente antes de comer.