Salud

La sandía, una aliada de la salud

24-IV-07. Reduce el riesgo de cáncer y refuerza el sistema inmunológico

La dieta mediterránea es una de las más ricas y conocidas por la gran variedad de alimentos que combina tales como, carnes, pescados, verduras y frutas. Estas últimas son una parte esencial de nuestra alimentación que con bastante frecuencia sustituimos por otros comestibles no tan beneficiosos para nuestra salud.

Llega la época de las dietas, la temida "operación bikini" y lo más recomendable, es una alimentación completa y un gran consumo de fruta. Alimentos como la sandía favorecen estas dietas y se adaptan a nuestras necesidades.

Esta fruta se compone en un 93% de agua lo que produce un efecto saciante además de hidratar y aportar las vitaminas y sales minerales necesarias para nuestro organismo, con la ventaja de tener un valor calórico mínimo, unas 20 calorías por cada 100 gr. de producto. Al ser en su mayoría líquido también tiene un efecto diurético que ayuda a eliminar las toxinas después de un exceso de comida y favorece la salud de personas que padecen cálculos renales, acido úrico elevado, hipertensión y otras enfermedades relacionadas con la retención de líquidos.

El color rosado de la pulpa del melón de agua se debe a la presencia del licopeno, componente más que beneficioso por sus cualidades antioxidantes y porque incluyendo en nuestra dieta, alimentos ricos en esta sustancia, reducimos el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer, como el de páncreas, pulmón, colón y próstata. Y lo demuestran los numerosos estudios avalados por sociedades científicas como la de Harvard o la American Heart Association , la cual ha dado su sello de aprobación a la sandía como "saludable para el corazón", ya que ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares y degenerativas, y tiene efectos beneficiosos sobre el sistema inmunológico, el control del crecimiento y la diferenciación celular.



Lo más destacado

Consejos para el verano. Llega la época de las dietas, la temida "operación bikini" y lo más recomendable, es una alimentación completa y un gran consumo de fruta.