Salud

Naturlínea de Clas a examen

09-IV-07. Toda la verdad sobre los ingredientes funcionales

El Tonalín es el nombre comercial que recibe el ácido linoleico conjugado, una sustancia que se encuentra de forma natural en la leche y la grasa de los rumiantes (sobre todo en el vacuno), y que ingerimos cada vez que consumimos productos lácteos o carne; en concreto, de 1,5 a 2 gramos al día, según se desprende del informe elaborado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) sobre los alimentos funcionales.

Varios estudios han demostrado que el consumo continuado de 3 gramos diarios de ácido linoleico conjugado después de un régimen de adelgazamiento reduce la grasa corporal entre un 3 y un 11%. Ahora bien, también es cierto que no se produce pérdida alguna de peso. Al mismo tiempo, según esos mismos estudios, el efecto resulta bastante menos evidente en una persona gruesa que en una con un peso normal.

Conclusiones de la OCU

Si quiere seguir el "tratamiento" de reducción de grasa corporal (que no de peso) de los productos enriquecidos con ácido linoleico conjugado de Naturlínea, tenga en cuenta que, según reconoce el propio fabricante, son necesarios al menos cuatro meses para notar sus efectos: por ejemplo, tomar una botellita de producto lácteo con Tonalín al día, a 0,65 euros la unidad (que asegura 3 g de ácido linoleico) le saldrá por 80 euros los primeros cuatro meses; o lo que es lo mismo, 20 euros al mes.

Aunque no se conocen efectos secundarios relevantes, la Organización de Consumidores y Usuarios desaconseja su consumo en mujeres embarazadas.



Lo más destacado

Ingrediente funcional. 1,5 % de tonalín.

Lo que anuncia la publicidad. "Ayuda a reducir la grasa corporal".