Salud

El 70% de las máquinas expendedoras ubicadas en los colegios ofrecen productos sanos, según un estudio del sector

25-IV-07.El agua mineral, los zumos, las barritas integrales, los refrescos sin azúcar, los yogures bío. han ido reemplazando a los productos con alto contenido en sal, azúcar o grasas

Un informe elaborado por la Asociación Catalana de Vending (ACV) revela que el 70 por ciento de las máquinas dispensadoras de alimentos ubicadas en los colegios cuentan hoy en día con un mayor número alimentos considerados como sanos y menos de los denominados "fast food".

Poco a poco, el agua mineral, los zumos, las barritas integrales, los refrescos sin azúcar, los yogures bío, las frutas o el pan de pipas, entre otros, han ido reemplazando a los productos con alto contenido en sal, azúcar o grasas (como pastelitos o bollería industrial en general) que abundaban en las expendedoras de los centros escolares, señaló la ACV en su comunicado.

"La obesidad infantil es uno de los problemas que más preocupan actualmente y todas las empresas de vending son sensibles a ello. Por eso tenemos el deber de aportar nuestro granito de arena para contribuir a que los niños tengan una alimentación más sana", afirmó el presidente de ACV, Jordi Molins.

Menos publicidad

Agregó el responsable de ACV que la sustitución de productos no es la única acción emprendida para combatir la obesidad infantil. También se ha cambiado la ubicación de las máquinas expendedoras, evitando que estén presentes en zonas de fácil acceso para los alumnos de la Enseñanza Infantil y de Primaria y se está eliminando la publicidad en las máquinas para no incitar al consumo de determinados productos. Además, se han incorporado mensajes que promocionan una alimentación saludable y que aconsejan no abusar de los alimentos menos sanos.

Esta tarea, que cuenta con el apoyo de los centros escolares y de las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (AMPA), "se enmarca en la Estrategia NAOS (para la Nutrición, Actividad Física, Prevención de la Obesidad y Salud), un proyecto iniciado por el Ministerio de Sanidad y Consumo en 2005 con el objetivo de promover una alimentación saludable y combatir el sedentarismo", afirmó la ACV. También se incluye en la Estrategia PAAS (Promoción de la salud mediante la Alimentación y la Actividad física Saludables), que es promovida por el Departament de Salut de la Generalitat de Cataluña. "Desde el vending podemos contribuir a que los niños lleven una dieta más equilibrada introduciendo productos más naturales, pero en mi opinión el cambio de tendencia debe iniciarse en los hogares", concluyó Molins.



Lo más destacado

Luchar contra la obesidad. Desde la ACV aseguran que la sustitución de productos no es la única acción emprendida para combatir la obesidad infantil. También se ha cambiado la ubicación de las máquinas expendedoras, evitando que estén presentes en zonas de fácil acceso para los alumnos de la Enseñanza Infantil y de Primaria y se está eliminando la publicidad en las máquinas para no incitar al consumo de determinados productos.