Salud

El Hospital 12 de Octubre lleva a cabo un programa de asistencia rápida a pacientes con psicosis

26-II-2010. Se intenta que esta asistencia sea recibida de forma ambulatoria, sin ingreso en el hospital

El servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid ha iniciado un programa de asistencia rápida a pacientes que presentan por primera vez episodios de psicosis, según informa el centro hospitalario.

El sistema se basa en la utilización de vías rápidas y ágiles de acceso para recibir atención por médicos especialistas en salud mental a través de los facultativos de Atención Primaria o de los servicios de urgencias, según informa Europa Press.

El hospital ha habilitado dos números de teléfono, uno fijo y otro móvil (el 913908019 y el 660256137 respectivamente) en los que se puede contactar fácilmente con el equipo de profesionales que lleva a cabo este programa.

Además, han editado un folleto explicativo con detalles sobre factores de riesgo, causas, sintomatología y tratamiento, que va a ser repartido en instituciones educativas, centros de salud y en este clínico madrileño.

Pautas de acción

El programa establece pautas de actuación concretas respecto a la atención de los pacientes. En primer lugar se lleva a cabo una exhaustiva evaluación clínica de cada caso y posteriormente, se establece el tipo de terapia psiquiátrica y tratamiento farmacológico más adecuado.

Según comentan, se intenta que esta asistencia sea recibida de forma ambulatoria, sin ingreso en el hospital, estableciendo una estrecha relación entre el equipo de salud mental de cada distrito y el médico de Atención Primaria, al tiempo que se facilita el acceso a los dispositivos de asistencia y rehabilitación complementaria necesarios.

Además, el plan incluye la atención de los problemas que puedan surgir en los familiares de los pacientes como consecuencia del impacto que puede llegar a suponer en ellos recibir un diagnóstico de este tipo y conocer la posible evolución de la enfermedad.


A destacar

Puede manifestarse por ejemplo mediante alteraciones en la percepción, como alucinaciones, escucha de voces inexistentes, sentimientos de persecución o dificultades para pensar con claridad, entre otros.

Las personas que tienen entre 16 y 35 años hasta 25 años en varones y 35 en mujeres constituyen un grupo especial de riesgo, lo que se ve incrementado si existen antecedentes familiares o abuso de drogas.