Salud

Premiado un estudio sobre el diagnóstico precoz del sida

20-VII-09. El estudio comprueba el porcentaje de casos de VIH que se han diagnosticado tarde

La Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Sant Joan d’ Alacant ha recibido el premio a la mejor comunicación oral en el 20 Congreso de la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria, por una presentación titulada Oportunidades perdidas en el diagnóstico precoz de la infección VIH en Atención Primaria.

El objetivo de este estudio ha sido evaluar las "oportunidades perdidas" para el diagnóstico precoz del VIH; es decir, comprobar qué porcentaje de los diagnósticos de VIH se producen de forma tardía, debido a que posiblemente la patología por la que se consulta no está directamente relacionada con la infección VIH, según explican los responsables de la investigación.

Los responsables de este trabajo son el Jefe de la unidad, José María Cuadrado y su colaborador Francisco Jover, quienes habían sido también finalistas en los premios Best in Class, celebrados en noviembre de 2008, en la categoría de Mejor Especialidad en Atención al Paciente en Infecciosas. Asimismo, han intervenido en el presente estudio las residentes de Medicina Familiar Marta Ivars, Patricia Montserrat, María Gaubert e Irene Palazón.

Falta de prueba

Esta prueba o serología VIH no está generalizada en España, ni en la mayor parte de países europeos, a excepción de Reino Unido, y se efectúa únicamente en los individuos que presentan unos determinados indicadores de riesgo.

Los profesionales del Hospital Sant Joan han tomado una muestra de 50 pacientes que han sido recientemente diagnosticados y se han contabilizado las veces que durante el último año han acudido a los servicios sanitarios.

"El problema es que el 85% de los afectados había tenido contacto al menos una vez con el sistema sanitario en el año previo al diagnóstico (un 63% en Atención Primaria)", ha explicado José María Cuadrado.

Diagnostico tardío

Además, el 40% de los pacientes diagnosticados presentaba la infección bastante avanzada y un 16% de forma muy avanzada, con un porcentaje de mortalidad que se elevaba al 30% en este último grupo. "Hemos demostrado con este estudio que los pacientes se diagnostican tarde, en situación avanzada y, en consecuencia, sin poder evitar la transmisión a otras personas", ha sintetizado el responsable de la Unidad de Enfermedades Infecciosas.

En este sentido, el retraso en la detección del VIH en este grupo de pacientes es de una media de 20 meses, (+/- diez meses). "La conclusión es que si la serología VIH se realizara de manera rutinaria, se podría adelantar el diagnóstico en el 90,9% de los casos", ha afirmado Jover.


A destacar

El 40% de los pacientes diagnosticados presentaba la infección bastante avanzada y un 16% de forma muy avanzada.

Se podría adelantar el diagnóstico en el 90,9% de los casos.