Salud

Tratamientos a niños que presentan alergia al consumo de leche de vaca

10-VIII-09. Con el tratamiento los niños toleran la leche de vaca y sus derivados, evitando una reacción grave

La sección de Alergología del Hospital Universitario de Guadalajara, dependiente del Gobierno de Castilla-La Mancha, ha finalizado con éxito los primeros tratamientos de desensibilización a la leche de vaca, algo que por primera vez se realiza en Guadalajara y que es una técnica escasamente extendida en el panorama de la sanidad nacional.

Durante los últimos meses, tres pacientes pediátricos y con una alergia severa a este producto han acudido al servicio con una periodicidad semanal, donde, a través del protocolo desarrollado y con el correspondiente control hospitalario, se les ha ido administrando cantidades de leche de manera controlada y creciente en cada visita.

Según informan en nota de prensa "con este sencillo proceso, que tiene continuidad en el domicilio del paciente donde los padres han continuado suministrando al niño la dosis diaria correspondiente a cada semana, se ha conseguido que estos pacientes toleren completamente la leche de vaca y sus derivados, evitando una reacción grave o anafiláctica, que puede ser de evolución fatal según el caso".

Persiste en el 15%

Este tipo de alergia, si bien tiende a desaparecer durante los primeros años de vida se calcula que sólo persiste en el 15 % de los que la padecen y es la segunda causa de alergia alimentaría en los pacientes pediátricos y suele suponer grandes perjuicios para su vida cotidiana por lo que, hasta ahora la única alternativa de tratamiento era la exclusión de este alimento de la dieta.

El sistema puesto en marcha por el Hospital Universitario de Guadalajara es fundamental para los alérgicos y sus familias, pues libera, especialmente a los padres o tutores, de la necesidad de controlar permanentemente la alimentación y restringir no sólo la leche, sino productos manufacturados que pueden contener proteínas lácteas, tales como pan, bollería, fiambres, embutidos, precocinados, etc.

Se abre así una nueva posibilidad para este tipo de pacientes ya que, en el futuro, podría incluso aplicarse esta nueva técnica a alergias a otro tipo de alimentos.


A destacar

Se ha conseguido que estos pacientes toleren completamente la leche de vaca y sus derivados.

La alergia a la leche es la segunda causa de alergia alimentaría en los pacientes pediátricos.