Salud

Las ministras Jiménez y Chacón visitan las instalaciones del Centro Militar de Farmacia de la Defensa

28-VIII-09. Han visto cómo se produce el proceso de transformación de los antivirales en comprimidos

Las ministras de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, y de Defensa, Carme Chacón, han visitado las instalaciones del Centro Militar de Farmacia de la Defensa, en Burgos, donde se elaboran los comprimidos de los antivirales para la gripe A/H1N1.

Durante la visita, ambas ministras han conocido cómo se produce el proceso de transformación de los antivirales en comprimidos, labor que realiza el Ministerio de Defensa. Las Fuerzas Armadas colaboran con las administraciones sanitarias, en virtud del convenio firmado por el Ministerio de Sanidad y Política Social con el Ministerio de Defensa (5 de febrero de 2008), realizando todos los procedimientos necesarios para poder transformar en comprimidos el fosfato deoseltamivir adquirido y almacenado por las administraciones sanitarias. Esta transformación se está produciendo a un ritmo de nueve millones de comprimidos al mes, según informan en nota de prensa.

En estos días se ha transformado la materia prima que corresponde a la reserva estratégica y, a continuación, se transformará la materia prima que las Comunidades Autónomas están enviando para tal fin. Además, siguiendo las indicaciones que en su momento emitió la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, existe la posibilidad de transformación de la materia prima en solución para su uso inmediato, en caso necesario.

15 millones de tratamientos

Trinidad Jiménez ha asegurado durante la visita que "España dispone de antivirales en cantidad suficiente para atender a todos los casos susceptibles de tratamiento". La ministra ha recordado que el Ministerio de Sanidad y Política Social ha decidido incrementar notablemente la reserva estratégica de antivirales en 5,4 millones de tratamientos más para, en caso necesario, poder suministrar antivirales de manera inmediata a cualquier Comunidad Autónoma que lo precise. Así, las existencias totales de antivirales para el conjunto del Sistema Nacional de Salud superan los 15 millones de tratamientos, puesto que en los años 2006-2007, con motivo de la amenaza de gripe aviar, se adquirieron 10 millones de tratamientos antivirales, de los que 2 están en forma de cápsula (y por lo tanto son de utilización inmediata) y los otros 8 están en forma de materia prima (fosfato de oseltamivir en polvo). El Ministerio de Sanidad se quedó con una reserva estratégica (500.000 tratamientos) y el resto está en manos de las Comunidades Autónomas.

Los nuevos 5,4 millones de antivirales adquiridos tienen un valor de 50 millones de euros y cubrirán las necesidades epidemiológicas hasta diciembre de este año. Los contratos con los laboratorios que fabrican estos fármacos fueron suscritos el pasado mes de julio.

En estos días se está recibiendo una parte de lo adquirido (cerca de dos millones de tratamientos) y en las próximas semanas se recibirá el resto, hasta completar los 5,4 millones de tratamientos para la reserva.

La ministra de Sanidad y Política Social ha aprovechado la visita para lanzar un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía, recordando que aunque es cierto que la gripe A/H1N1 se contagia con facilidad, también es verdad que la práctica totalidad de los casos cursan con un cuadro muy leve que se cura en pocos días. También ha señalado que "debemos estar preparados, fortaleciendo los dos instrumentos de control de la epidemia más útiles en estos momentos: la prevención y la garantía de una correcta asistencia sanitaria".


A destacar

Los fármacos antivirales actúan frente a los virus impidiendo su multiplicación en el organismo humano.

El objetivo de la utilización de estos fármacos es interrumpir la transmisión de la infección y disminuir la gravedad de la enfermedad.

Únicamente se recomienda la administración de tratamiento con antivirales a los casos sospechosos, probables o confirmados de gripe que requieran hospitalización o a las personas que presenten un riesgo más elevado de sufrir complicaciones por gripe.