Salud

Nueva técnica dirigida al diagnóstico precoz del melanoma, el cáncer de piel más agresivo y otras lesiones pigmentarias

03-II-2010. El servicio de Dermatología del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba ha incorporado un aparato que ha supuesto una inversión de 21.000 euros

El servicio de Dermatología del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba ha incorporado una nueva técnica dirigida al diagnóstico precoz del melanoma, el cáncer de piel más agresivo y otras lesiones pigmentarias. El equipo permite a los especialistas mejorar la precisión en la detección de estas patologías y evitar la extirpación de lesiones benignas, según informan en nota de prensa.

El aparato, que ha supuesto una inversión de 21.000 euros, se compone de un software y una cámara digital en contacto permanente para que se puedan tomar imágenes en cuestión de segundos. Éstas se controlan de inmediato en el monitor, se clasifica a los pacientes y se almacena la información en la base de datos. La tecnología que emplea se basa en la dermatoscopia digital, que permite observar las lesiones a 20 aumentos, y el diagnóstico por fluorescencia, que posibilita un conocimiento más profundo de la lesión.

Más de treinta pacientes, entre adultos e infantiles, se benefician ya de las ventajas que ofrece este nuevo dispositivo, que se puso en funcionamiento a mediados del pasado mes de diciembre y en todos ellos se descartó el diagnóstico de melanoma. También se emplea en personas con numerosos lunares atípicos y, en algunos casos, está indicado en lunares congénitos.

Mapeos corporales

Entre las posibilidades que ofrece destacan los mapeos corporales completos, es decir, permite fotografiar todo el cuerpo de los pacientes con numerosas zonas afectadas. Además, resulta muy útil en pacientes con alto riesgo de cáncer de piel que necesitan revisiones periódicas, ayuda a llevar un control exhaustivo de las personas con múltiples nevus (lunares) y permite reconocer lesiones nuevas y alteraciones de las existentes, ya que compara las imágenes clínicas de la última revisión con las actuales y es capaz de detectar las alteraciones más pequeñas.

El jefe de servicio de Dermatología, José Carlos Moreno, señaló que "con este sistema la garantía de seguridad diagnóstica se sitúa alrededor del 95%, mientras que antes era del 80%, pues la forma detección anterior consistía en la observación directa de la patología por parte del especialista".

"Con el equipo se puede distinguir una lesión pigmentaria de otra que a simple vista podría parecerlo y no lo es realmente, así como también identificar irregularidades en la distribución del pigmento que podrían ser melanoma", explica el doctor Moreno.

Con la nueva técnica, el dermatólogo hace seguimiento de las alteraciones que se van produciendo en los lunares o lesiones y permite realizar un diagnóstico precoz del melanoma, ya que este tumor se inicia normalmente como un lunar que cambia de aspecto o que aparece de nuevo. El doctor Moreno indica que "el tratamiento de este cáncer de piel consiste en su extirpación inicial y la respuesta suele ser positiva si se realiza en los primeros estadios".


Lo más destacado

El servicio de Dermatología del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba ha incorporado una nueva técnica dirigida al diagnóstico precoz del melanoma, el cáncer de piel más agresivo y otras lesiones pigmentarias.

La incidencia estimada en España es de 1,7 a 2,9 casos por 100.000 habitantes en varones y de 2 a 3,2 por 100.000 habitantes en mujeres y, en el conjunto de la población europea.