Salud

El peeling facial renueva las capas superficiales de la piel para corregir defectos

13-II-09. El tratamiento se realiza con diferentes sustancias químicas o mediante láser

El peeling facial es un procedimiento médico que tiene como objetivo renovar las capas superficiales de la piel para corregir diversos defectos. Según su grado de profundidad, los tratamientos pueden ser superficiales, medios y profundos y cada uno de ellos corregirá un tipo de problema. La técnica puede realizarse mediante láser o diferentes sustancias o químicas, pero hay que tener en cuenta que tiene sus limitaciones. No corrige la laxitud ni los problemas vasculares de la piel, el tamaño de los poros ni las cicatrices profundas.

Tipos de peeling

Los peelings superficiales se usan para mejorar el aspecto general de la piel mediante productos cosméticos o poco agresivos como el ácido retinoico. Se aplica de manera sistemática en caso de hiperpigmentación de la piel y queratosis seniles o también tiempo después de realizarse un lifting.

Los medios son útiles para corregir arrugas finas y los profundos cuando están más marcadas o para tratar secuelas de cicatrices, como las de acné. En general, se aplica el peeling de tricloroacético para los de tipo superficial y medio, y la dermoabrasión mecánica para los profundos.


De Interés

El láser en cierto tipo de tratamientos puede provocar pigmentación u oscurecimiento de la piel.

Las hiperpigmentaciones pueden ser resistentes en algunos casos y también peligrosas en pieles de raza oriental o negra.

Por otra parte, el fenol para tratar arrugas profundas puede tener resultados muy buenos. Provoca un afinamiento y despigmentación definitiva de la piel.