Salud

El sector de la estética masculina se especializa

17-II-09. Los hombres demandan sobre todo tratamientos faciales de hidratación, contra la grasa, los signos de fatiga y de la edad

Los hombres cada vez se preocupan más por su aspecto físico, saben qué tratamientos buscan y cómo quieren que sean. Un cambio que está dando lugar a la especialización del sector en la estética masculina, ya que el cuerpo del hombre y de la mujer es distinto y los tratamientos estéticos deben estar diferenciados por géneros.

Diferencias de género

Los hombres demandan sobre todo tratamientos faciales para hidratar la piel, eliminar los signos de la edad y de fatiga o que actúen como regulando el sebo. La epidermis masculina es diferente a la de la mujer, tiene más capas, es más resistente y firme porque posee más fibras musculares lisas pero también es menos elástica. En los hombres, el nivel de colágeno en la piel es más alto por lo que las arrugas tardan más en aparecer, aunque cuando surgen son más profundas. Todo ello hace que las estrategias de rejuvenecimiento sean distintas en hombres y mujeres.

La cantidad de grasa corporal también es diferente: las mujeres presentan un 25% frente al 12% masculino. La grasa se acumula en diferentes zonas en función del género. Las mujeres concentran los adipositos en muslos, nalgas y vientre. Por su parte, a los hombres se les acumula la grasa en abdomen, tórax, hombros y nuca.


De interés…

El acné es más frecuente en hombres que en mujeres. Los andrógenos y la testosterona aumentan el nivel de acidez del cutis y su secreción sebácea.

Ellos no sufren tantos cambios hormonales como ellas. La adolescencia y la andropausia sólo producen alteraciones suaves.