Salud

Ácido hialurónico contra las arrugas faciales

20-II-09. Las aplicaciones de este agente de relleno se han extendido a otras zonas del cuerpo

Los agentes de relleno, especialmente el ácido hialurónico, como tratamiento estético contra las arrugas están cada vez más solicitados. Las aplicaciones de esta sustancia se están extendiendo a otras partes del cuerpo además del rostro y ya empieza a utilizarse para aumentar los pechos o los glúteos.

Sustancia de relleno

El ácido hialurónico se ha convertido en uno de los rellenos más seguros por su completa biodegradación y su elevada biocompatibilidad. Las reacciones adversas son poco frecuentes y sin secuelas pero en algunos casos después de tratar la zona pueden aparecer hematomas, edemas o granulomas, según informa la doctora de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), Carmen Gorosabel. Los expertos desaconsejan la aplicación del ácido hialurónico en personas con enfermedades autoinmunes o que presenten problemas de cicatrización.

El ácido hialurónico es una sustancia que produce naturalmente el cuerpo pero que disminuye con la edad. Esta sustancia es esencial para la hidratación de la piel por su capacidad para captar y retener moléculas de agua. Un déficit provoca la aparición de arrugas que puede combatirse con una aplicación externa de ácido hialurónico. Existen rellenos permanentes pero en dermatología estética son aconsejables los biodegradables que permiten resolver de forma espontánea posibles complicaciones.


De Interés...

El primer relleno que empezó a utilizarse para tratar las arrugas y aumentar los labios fue el colágeno.

El ácido hialurónico se empezó a utilizar a partir de 1996.

El colágeno ha sido desbancado por el ácido hialurónico, ya que éste último presenta la ventaja de que no es sintético y sus resultados son más duraderos.