Salud

Los expertos reclaman más vigilancia del paciente hospitalizado para evitar que sufra una enfermedad tromboembólica

12-V-08. El reposo en cama, la inserción de catéteres intravenosos, las intervenciones quirúrgicas, y determinados fármacos influyen en la coagulación de la sangre favoreciendo la trombosis

Alrededor de 300 especialistas se dan cita este fin de semana en el IV Forum multidisciplinar de la Enfermedad Tromboembólica con el objetivo de  analizar todos los aspectos relacionados con la detección, prevención, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad. El doctor Manuel Monreal Bosch, Jefe de Sección de Medicina Interna del Hospital Germans Trías i Pujol de Badalona (Barcelona) y coordinador del Fórum, destaca la importancia de este encuentro, asegurando que “es la única reunión en nuestro país dedicada exclusivamente a la enfermedad tromboembólica venosa en la que participan especialistas de las distintas disciplinas implicadas en su manejo: médicos internistas, neumólogos, cirujanos generales y cirujanos vasculares, anestesiólogos, traumatólogos, hematólogos, médicos de urgencias y de cuidados intensivos”.

Según datos del Ministerio de Sanidad y Consumo, en los hospitales españoles se diagnostican cada año más de 30.000 nuevos casos de enfermedad tromboembólica. La enfermedad tromboembólica incluye trombosis venosa profunda y embolia pulmonar. La mortalidad durante el ingreso de un paciente con embolia pulmonar es del 11 por ciento, mientras que la de los pacientes con trombosis venosa es del 2,5 por ciento.

Aproximadamente, en uno de cada dos pacientes la enfermedad se genera en el hospital (mientras el paciente está ingresado por otro motivo, ya sea una intervención quirúrgica o cualquier enfermedad), en la otra mitad la enfermedad se manifiesta en pacientes que han guardado cama unos días en su casa, o bien se les ha inmovilizado una extremidad por un traumatismo, o por una neoplasia, o bien han realizado un viaje prolongado, o están tomando anticonceptivos... “Aunque en un 40 por ciento de los casos la enfermedad tromboembólica aparece en personas sanas, sin un motivo claro”, aclara el doctor Monreal.


Lo más destacado

Datos. Cada año se diagnostican más de 30.000 nuevos casos de enfermedad tromboembólica en los hospitales españoles.

Prevención. Los expertos apuntan la necesidad de establecer mecanismos de aviso y de control que permitan establecer en qué pacientes conviene administrar anticoagulantes para evitar la trombosis, con qué fármacos, a qué dosis y durante cuánto tiempo, sin que ello suponga un mayor peligro de complicaciones hemorrágicas.