Salud

Un sistema de seguimiento remoto permite controlar a los pacientes cardíacos en su propia casa

17-III-09. Este mecanismo facilita la gestión de incidentes y alarmas al tiempo que mantiene al enfermo permanentemente vigilado

El Instituto Cardiovascular del Hospital Clínico San Carlos de la Comunidad de Madrid tiene incorporado un sistema llamado CareLink que permite a los pacientes con riesgo cardiaco transmitir datos electrónicamente desde el implante directamente al especialista, lo que facilita la completa revisión del paciente sin que éste tenga que acudir al hospital, según informa la Consejería de Sanidad y Consumo de la Comunidad de Madrid

El sistema se basa en un aparato que el enfermo tiene en su casa y que establece un diálogo con su implante cardiaco, lo que permite un diagnóstico permanente del paciente. Este mecanismo también facilita la gestión de incidentes y alarmas al tiempo que mantiene la vigilancia continuada y el seguimiento remoto. Desde una aplicación web el personal sanitario puede programar hasta seis transmisiones automáticas sin necesidad de coordinarse con el paciente ni de crear un calendario de transmisiones.

En la fecha programada, el dispositivo se comunica con el monitor del sistema. Los datos son enviados sin necesidad de intervención por parte del paciente utilizando la línea telefónica estándar al servidor. El médico puede realizar la revisión de los datos transmitidos desde una página web. Si el dispositivo está programado para notificar incidencias ante la detección de un problema como taquicardias o fibrilación o un problema en la integridad del sistema, se establece la comunicación inalámbrica con el monitor. Los datos del dispositivo son enviados al servidor y el personal sanitario recibe una notificación vía SMS o correo electrónico. El médico revisa la transmisión y puede llamar al paciente para darle instrucciones.


Lo más destacado

Datos. En Europa mueren aproximadamente 500.000 pacientes al año de muerte súbita, en su mayoría, a causa de las arritmias. Éstas se producen por un fallo eléctrico en el corazón provocando que la frecuencia de latido del corazón sea más rápida (taquicardia ventricular), más lenta (bradicardia) o irregular (fibrilación ventricular).