Salud

Científicos españoles descubren qué proteínas letales provocan la insuficiencia renal por diabetes

03-III-09. El hallazgo tiene gran importancia en la creación de futuros tratamientos para esta enfermedad, uno de los principales factores de riesgo cardiovascular

Una investigación llevada a cabo por el equipo del doctor Alberto Ortiz, científico de la Red de Investigación Renal (REDinREN) perteneciente al Instituto de Salud Carlos III, junto a otros investigadores del Departamento de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), ha identificado una proteína llamada TRAIL como la clave del suicidio de las células del riñón diabético. Los científicos han descubierto que en el riñón había grandes cantidades de TRAIL, pero no por el exceso de glucosa que marca la diabetes, sino por la inflamación que acompañaba al daño renal.

Un nuevo avance en esa línea de investigación ha demostrado que los niveles altos de glucosa cambian el comportamiento de unas células llamadas podocitos, que pasan a tener grandes cantidades de una proteína llamada CD74. La presencia de CD74 hace que los podocitos sean más sensibles al ambiente inflamatorio y como respuesta a este ambiente se convierten en podocitos agresivos, peligrosos para sí mismos y para los demás, produciendo entonces proteínas letales, entre ellas la proteína TRAIL.

El hallazgo tiene gran importancia en la creación de futuros tratamientos para los pacientes con insuficiencia renal. La participación de la inflamación y del suicidio celular en la progresión del daño renal, sugiere que el tratamiento de la insuficiencia renal provocada por diabetes requiere un abordaje múltiple en el que se controlen bien los niveles de glucosa, pero también que se incida sobre la inflamación renal y sobre moléculas como CD74 y TRAIL. Este será el objetivo de los nuevos tratamientos.


Lo más destacado

La investigación. La participación de la inflamación y del suicidio celular en la progresión del daño renal, sugiere que el tratamiento de la insuficiencia renal provocada por diabetes requiere un abordaje múltiple en el que se controlen bien los niveles de glucosa, pero también que se incida sobre la inflamación renal y sobre moléculas como CD74 y TRAIL. Este será el objetivo de los nuevos tratamientos.