Salud

Presentan una guía para profesores de niños con cardiopatías congénitas

05-III-09. La publicación ha sido editada por el Defensor del Menor y Menudos Corazones

Con ocasión del Día Internacional de las cardiopatías congénitas se dieron cita en el Hospital Universitario La Paz los representantes médicos de los hospitales madrileños con unidades de cardiología pediátrica que han recibido el material adquirido, con el importe del último Premio Defensor del Menor, por la Fundación Menudos Corazones que resultó ganadora; en el mismo acto se presentó la guía ‘Tengo un niño con una cardiopatía en el aula’.

La Guía ‘Tengo un niño con una cardiopatía en el aula’ está realizada por el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid y La Fundación Menudos Corazones y está dirigida a los profesores de Madrid, con el objetivo de acercarles las nociones básicas sobre estas patologías y las necesidades que pueden presentar los niños que las padecen, según informa la Consejería de Sanidad y Consumo de la Comunidad de Madrid en una nota de prensa.

En el mismo acto, la Fundación Menudos Corazones, que ha sido ganadora del Premio Defensor del Menor, ha hecho entrega del material que ha adquirido con el galardón a los responsables de las unidades cardiología y Cirugía cardíaca de los hospitales madrileños La Paz, Gregorio Marañón, Ramón y Cajal y Doce de Octubre.

Preocupación del profesorado

A menudo, tener en clase un niño con una enfermedad genera mucha preocupación entre el profesorado que no es experto en las distintas patologías que pueden padecer los menores; de forma simultánea, también en los padres se genera cierta angustia porque, por primera vez, dejan a su hijo al cuidado de otras personas y necesitan tener la certeza de que éstas tienen unas nociones mínimas sobre qué hacer y cómo tratar a estos niños.

En La Paz se ha operado a más de 10.000 niños con cardiopatías congénitas mediante intervención quirúrgica o cateterismo y en España cada año nacen unos 4.000 niños con una lesión de corazón. Afortunadamente, los avances médicos han logrado que, en la actualidad, un 85% de estos niños llegue a la edad adulta, gracias al diagnóstico prenatal y a los tratamientos posteriores, cada vez más precisos y menos agresivos. Hace años, la cifra de supervivencia era de sólo un 20%.


De interés

Recuerda. La vida de un niño aquejado de una cardiopatía congénita no se desarrolla dentro de los mismos parámetros que la de los niños sanos. En muchas ocasiones, se ven obligados a continuas hospitalizaciones, intervenciones quirúrgicas o tratamientos largos que provocan, además de las lógicas alteraciones familiares, complicaciones en el correcto desarrollo de su formación escolar.

Objetivos. La Guía ‘Tengo un niño con una cardiopatía en el aula’, actualizada y reeditada, pretende trasladar a los profesores información sobre qué son las cardiopatías congénitas, cómo deben tratar a un niño que padece una, qué pueden y no pueden hacer estos menores en el desarrollo de su vida escolar, cómo se han de afrontar determinados problemas derivados de la enfermedad y, en definitiva, cómo ayudarles a que alcancen una vida normalizada.