Salud

Programa de Prevención Secundaria y Rehabilitación cardiaca novedoso en Alicante

29-VI-09. Se ha dado cobertura a un total de 377 pacientes desde su puesta en funcionamiento

El Hospital General Universitario de Alicante cuenta con un Programa de Prevención Secundaria y Rehabilitación cardiaca novedoso en la provincia. Una iniciativa que se puso en práctica en enero de 2007, recomendado por la Sociedad Europea de Cardiología, y que ha dado cobertura a un total de 377 pacientes desde su puesta en funcionamiento.

Según informan en nota de prensa, el pasado mes de mayo, el servicio de Cardiología y el de Rehabilitación Cardiaca presentaron los resultados del Programa de Prevención y Rehabilitación Cardiaca en el Congreso de Cardiología de la Sociedad Valenciana, que se celebró en Alicante y donde los servicio de Cardiología y Rehabilitación Cardiaca ganaron el premio a la comunicación con el trabajo “Control de factores de riesgo en un programa de prevención y rehabilitación cardiaca”.

Vigilancia durante 8 sesiones

El programa consiste en una vigilancia de ocho sesiones informativas y un programa de ejercicio dirigido a personas que han sufrido una cardiopatía isquémica. Los pacientes acuden una vez por semana a una de las charlas sobre factores de riesgo cardiovascular y al gimnasio de fisioterapia para realizar las sesiones de ejercicio. Una vez completadas estas ocho revisiones se procede a una consulta médica donde se registran los resultados analíticos y variación de parámetros antropométricos. Si todo está en orden se les cita para una revisión a los nueve meses.

Según Marina García, fisioterapeuta del programa "se realizan un total de ocho charlas donde se tratan aspectos como la educación en salud, factores de riesgo cardiovasculares, la alimentación… Por otro lado, se hacen ocho sesiones de fisioterapia con el objetivo de lograr una mejor, más rápida y segura readaptación al esfuerzo y crear el hábito de hacer ejercicio". Además, el programa también va dirigido a los familiares para prevenir futuras patologías cardiacas y para facilitar al paciente la adquisición de un estilo de vida más saludable en un entorno adecuado.

Resultados positivos

La Unidad de Prevención y Rehabilitación Cardiaca comprobó, a finales de agosto de 2008, que de los 77 pacientes que habían pasado por el programa, 63 comenzaron con hábitos sedentarios mientras que 74 pasaron a tener una actividad moderada o irregular al finalizarlo. En cuanto al colesterol total, durante el mismo rango, el 88% de los pacientes cumplieron los objetivos de prevención secundaria.

Según informan los expertos, en lo que respecta a los hábitos alimenticios, 7 de 20 pacientes practicaban una dieta de riesgo al comenzar el programa y tras tres meses ninguno de ellos continuó con este tipo de alimentación. Además, se ha triplicado el número de pacientes que ha incorporado una dieta óptima a su vida.


Lo más destacado

Vigilancia de ocho sesiones informativas y un programa de ejercicio dirigido. La mayoría de los pacientes pasaron a tener una actividad moderada o irregular al finalizarlo.