Salud

Crece la prehipertensión entre los jóvenes, ligada a la obesidad y el sedentarismo

01-VIII-08.

El control farmacológico de la hipertensión arterial (HTA) en los últimos años ha logrado reducir la mortalidad cerebrovascular en más de la mitad; sin embargo, la incidencia de este tipo de eventos no mortales, sobre todo el ictus, está aumentado a causa del aumento de las cifras de presión arterial (PA) entre la población más joven, hecho a su vez vinculado a las cifras crecientes de obesidad y al envejecimiento de la población, señaló la semana pasada en Madrid Luis Miguel Ruilope, presidente de la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-Lelha).

Esta institución, en colaboración con el Club del Hipertenso, coordinado por Nieves Martell, celebró el Día Nacional de la Hipertensión, en el que se puso de manifiesto que el 35 por ciento de la población española adulta padece prehipertensión, porcentaje que alcanza el 40 por ciento en edades medias de la vida y supera el 60 por ciento en mayores de 60 años.

Ruilope, que también es jefe de la Unidad de Hipertensión del Hospital Doce de Octubre, en Madrid, especificó que "el estado de prehipertensión señala un riesgo real de tener que ser medicado para controlar las cifras de PA, pero no significa que quien lo padece sea un enfermo". Este especialista definió la prehipertensión como el estado a partir del que se alcanzan entre 120 y 139 mm/Hg de PA sistólica o una PA diastólica de entre 80 y 89 mm/Hg, "cifras que en caso de no llegar a modificarse mediante la adquisición de hábitos de vida saludables pueden poner al sujeto en situación de peligro cardio y cerebrovascular", explicó Ruilope.


Lo más destacado

Según Martell, jefe de la Unidad de Hipertensión del Hospital Doce de Octubre, hay que hacer hincapié en la necesidad de mejorar el diagnóstico en la población más joven, en la que el riesgo puede aumentar dado el escaso control y la baja percepción de riesgo de enfermedad.