Salud

El seguimiento ambulatorio de enfermería en pacientes con enfermedades hepáticas favorece el tratamiento

29-X-08. El trabajo que lleva a cabo la enfermería se centra en la atención, cuidado y seguimiento de enfermos hepáticos, tanto en la consulta como a través del teléfono

La Clínica Universitaria de Navarra ha celebrado la primera Reunión de Enfermería en Unidades de Hepatología, y ha congregado a más de medio centenar de profesionales. “El seguimiento ambulatorio de pacientes con enfermedades hepáticas llevado a cabo por equipos de enfermería favorece, entre otros aspectos, una mayor eficacia del tratamiento”, según ha señalado el doctor Bruno Sangro, director de la Unidad de Hepatología de la Clínica Universitaria de Navarra.

El trabajo

“El contacto frecuente, presencial o telefónico, consigue que, ante un efecto secundario, el paciente no interrumpa el tratamiento porque desconoce la relevancia del efecto, sino que consulte a la enfermera sobre ese síntoma” afirma el doctor Sangro.

El trabajo que lleva a cabo la enfermería se centra en la atención, cuidado y seguimiento de enfermos hepáticos, tanto en la consulta como a través del teléfono. Así, el programa del encuentro ha abordado la asistencia en pacientes con cirrosis, hepatitis y hepatocarcinomas, así como en los transplantes hepáticos.

En la reunión celebrada en Pamplona, también se puso de relieve la creciente participación de la enfermería en los ensayos clínicos realizados en las unidades de hepatología.

Enfermos hepáticos

La presencia de equipos de enfermería en las unidades de hepatología es algo reciente,  “los enfermos hepáticos están especialmente necesitados de asistencia de enfermería porque son pacientes con sintomatología intensa y variada, que deteriora su calidad de vida. Además, reciben tratamientos cuya eficacia exige un seguimiento muy estrecho”.

Parte de la labor de asistencia ambulatoria que lleva a cabo la enfermera se centra en el seguimiento del paciente una vez que ha recibido el alta hospitalaria. “A través del seguimiento telefónico se logra crear un vínculo entre médico, enfermera y paciente. El enfermo agradece este seguimiento porque le transmite seguridad, al tiempo que mejora el control de la sintomatología que presenta” detalla Carmen Fuertes enfermera de la Clínica Universitaria de Navarra.

“Para el paciente es muy importante tener una persona de referencia dentro de la unidad a la que poder dirigirse para aclarar cualquier duda sobre el tratamiento o la enfermedad” afirma el doctor Sangro.


Lo más destacado

La enfermera se centra en la atención, cuidado y seguimiento de enfermos hepáticos, tanto en la consulta como a través del teléfono.

El paciente agradece un contacto personal con los miembros de la clínica, ya que le transmite seguridad.