Salud

La semFYC recomienda a los profesionales sanitarios y los cuidadores de las personas mayores que se vacunen la gripe

01-X-07. Según los datos aportados por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria a vacuna evita el 50-60% de las hospitalizaciones por neumonía o complicaciones en mayores de 65 años.

La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) recuerda a los profesionales sanitarios y los cuidadores de personas mayores que deben vacunarse. Esta sociedad científica, que representa a más de 19.500 profesionales de Atención
Primaria, aconseja que la vacunación se lleve a cabo de manera preferente entre octubre y las dos primeras semanas de noviembre. 

Los principales beneficiarios de la vacuna son los mayores de 65 años y los enfermos crónicos, con el fin de evitar la mortalidad e ingresos hospitalarios a causa de las complicaciones asociadas a la gripe como son la neumonía o el agravamiento de las patologías crónicas.

También se debe hacer hincapié en los profesionales sanitarios y cuidadores, tanto los que trabajan en instituciones cerradas como en residencias, hospitales y centros de salud, así como los familiares y cuidadores que les atienden en su domicilio para evitar el contagio y prevenir la aparición de brotes.

Medidas dirigidas a los profesionales

La mejor medida de prevención es el lavado de las manos con agua y jabón durante 15 segundos y fregado con cepillo, tanto por parte del cuidador como del enfermo en las siguientes situaciones:

  • Uso de guantes de un solo uso, antes de cualquier contacto con el enfermo.
  • Mantener las u&ntil de;as cortas.
  • La habitación del enfermo debe ventilarse varias veces al día.
  • Conviene separar las personas enfermas de las sanas, sobre todo en instituciones; y asimismo, se deben restringir las visitas.
  • Las personas sanas conviene que eviten los lugares cerrados en donde hay enfermos que tosen o que estornudan.
  • El enfermo debe usar pañuelos de un solo uso para taparse la boca y nariz si estornuda o si tose. Los pañuelos usados deben tirarse en recipientes con cierre.
  • La persona afecta de gripe no debe estar cerca de personas con asma o con neumopatías, en los cuales la enfermedad podría evolucionar peor.