Salud

Aumenta la supervivencia de pacientes con tumores extendidos en la cavidad abdominal

13-III-09. El tratamiento consiste en una intervención quirúrgica de máximo esfuerzo para eliminar todo el tumor visible y la inmediata administración de quimioterapia directamente en el abdomen

Un equipo multidisciplinar de profesionales sanitarios del Hospital Gregorio Marañón emplea un tratamiento de cirugía de máximo esfuerzo y quimioterapia intraoperatoria para el tratamiento de enfermedades malignas peritoneales que ha conseguido elevar la supervivencia de estos pacientes, según informa la Consejería de Sanidad y Consumo de la Comunidad de Madrid en una nota de prensa. Este tratamiento de cirugía y quimioterapia intraperitoneal intraoperatoria caliente forma parte de un programa especial para el tratamiento de pacientes con carcinomatosis peritoneal, es decir, pacientes con tumores digestivos o ginecológicos que se han salido del órgano donde se originan y se extienden a la cavidad abdominal.

Al tratarse de estadios muy avanzados de la enfermedad se suele abordar de forma paliativa, pero un equipo multidisciplinar del Hospital Gregorio Marañón, coordinado por los cirujanos y en el que también intervienen oncólogos, patólogos, anestesistas y personal de enfermería, ha puesto en practica esta técnica que, gracias a sus buenos resultados, ha conseguido elevar la supervivencia de estos pacientes tratando la enfermedad maligna peritoneal con intención curativa en lugar de paliativa.

La estrategia del tratamiento se basa en una intervención quirúrgica de máximo esfuerzo para eliminar todo el tumor visible; y, después, en la misma intervención se administra quimioterapia directamente en el abdomen con el objeto de eliminar las células tumorales residuales que pudieran quedar. De esta forma, se aumenta la concentración de quimioterapia en el lugar donde se encontraba la enfermedad.

El procedimiento completo dura entre 8 y 12 horas y con él se pretende tratar esta patología con intención curativa. De hecho, los pacientes sometidos a este tratamiento en el Hospital Gregorio Marañón han conseguido aumentar su supervivencia, que en este tipo de pacientes antes era de 6 meses y en la actualidad ha pasado a ser de varios años.


De interés

Datos. Desde el año 2000, se han tratado más de 100 pacientes con esta estrategia en el Hospital Gregorio Marañón, el primero de la región en llevarlo a cabo y el más activo. Las patologías tratadas son tumores digestivos: colon, apéndice, recto, estómago, intestino delgado; tumores ginecológicos: cáncer de ovario, trompa, endometrio; tumores del peritoneo como mesoteliomas y adenocarcinomas primarios peritoneales y sarcomas intraabdominales de ovario, útero, retroperitoneales e intraabdominales. Los resultados conseguidos hasta el momento alcanzan una supervivencia global del 60% a dos años, destacando los resultados en el carcinoma de apéndice con una supervivencia del 96% a los 5 años.