Salud

Las farmacias de la Comunidad de Madrid tienen riesgo de desabastecimiento

12-VI-08. El paro de los transportistas podría afectar al suministro de medicamentos en el plazo de una semana.

El paro de los transportistas podría afectar al suministro de medicamentos a las 2.800 oficinas de farmacia de la Comunidad de Madrid. Si la situación no cambia, en el plazo de una semana pueden producirse serios problemas en el abastecimiento de medicamentos. La Delegación del Gobierno y la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid trabajan con el COF para arbitrar medidas de garantía. Sin alarmar, pero apelando a la responsabilidad y para procurar una situación de normalidad, el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid ha iniciado una serie de gestiones para tratar de paliar los problemas de desabastecimiento de medicamentos derivados del paro de los transportistas.

El problema no se da entre los almacenes de distribución farmacéutica mayorista de la Comunidad de Madrid y las 2.800 oficinas de farmacias de la misma; las furgonetas de reparto llevan un distintivo facilitado por el Colegio de Farmacéuticos de Madrid que está siendo respetado. La falta de reposición de medicamentos se encuentra en dichos almacenes mayoristas cuyo suministro desde los laboratorios farmacéuticos se ha visto interrumpido. Lógicamente, si el mayorista no dispone de medicamentos para distribuirlos en las farmacias, éstas no podrán atender las demandas de los ciudadanos más allá de seis o siete días, periodo para el que sí disponen de stock.

La situación ya es preocupante entre los grandes distribuidores: Cofares, Alliance Healthcare y Hefame; para los almacenes más pequeños es crítica. Las dificultades del tránsito de camiones hacia Madrid desde Cataluña, Aragón, Comunidad Valencia y Murcia es el origen del problema. El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid se ha puesto en contacto con la Consejería de Sanidad y con la Delegación de Gobierno para solicitar protección para los camiones que trasportan medicamentos desde las industrias farmacéuticas a los almacenes de mayoristas, dado que se trata de productos de primera necesidad entre los que, además, se encuentran algunos tratamientos que los pacientes no pueden interrumpir sin poner en riesgo su salud. La respuesta ha sido inmediata y muy positiva y ya ha empezado a trabajarse en el diseño de un sistema de protección de los camiones que garantice la llegada de los medicamentos a la Comunidad de Madrid.