Salud

Se establece un plazo máximo de seis meses entre la fecha de entrada de la solicitud y el reconocimiento del derecho a una prestación de dependencia

26-I-10. En los casos de las comunidades que tengan establecido un proceso en dos pasos, el reconocimiento del grado de dependencia se debe hacer en un plazo máximo de tres meses

La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, presidió ayer la reunión del Consejo Territorial del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, en el que están representadas todas las comunidades autónomas a través de sus consejeros de Política Social.

El Ministerio y las comunidades autónomas acordaron establecer un plazo máximo de seis meses entre la fecha de entrada de la solicitud y el reconocimiento del derecho a una prestación de dependencia, según informan en nota de prensa.

En los casos de las comunidades que tengan establecido un proceso en dos pasos, en el que primero se reconoce el grado de dependencia y después el derecho de prestación, aunque el proceso global ha desarrollarse en los seis meses marcados, el reconocimiento del grado de dependencia se debe hacer en un plazo máximo de tres meses.

En cuanto a los menores de tres años, el plazo máximo será de 30 días, a efectos de ampliación del permiso de maternidad o paternidad o de los correspondientes subsidios.

Mejorar la calidad

Reforzar la calidad de los cuidados en el entorno familiar ha sido otro de los acuerdos alcanzados por el Ministerio de Sanidad y Política Social y las comunidades autónomas. Para ello se hará un seguimiento de las condiciones en las que vive el beneficiario y se establecerán garantías para la salud de la persona cuidadora que recibe la prestación económica.

Actualmente hay unas 280.000 personas que reciben una prestación económica para el cuidado familiar, lo que supone casi el 50% de las prestaciones del sistema.

El Consejo Territorial de Dependencia también ha actualizado las prestaciones económicas del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia para 2010, en función del incremento del IPC. Éste fue de un 0’3% de noviembre de 2008 a noviembre de 2009.


Lo más destacado

Se fija un plazo máximo de seis meses entre la fecha de entrada de la solicitud y el reconocimiento del derecho a una prestación de dependencia.

Se hará un seguimiento de las condiciones en las que vive el beneficiario y se establecerán garantías para la salud de la persona cuidadora que recibe la prestación económica.