Salud

Los Hospitales Universitarios 12 de Octubre y Ramón y Cajal han sido reconocidos para la confirmación del diagnóstico de Fibrosis Quística

20-I-10. La Fibrosis Quística es una enfermedad genética autonómica recesiva que se transmite cuando ambos padres son portadores del gen mutado y que afecta principalmente al pulmón y páncreas

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha designado a los Hospitales Universitarios 12 de Octubre y Ramón y Cajal como centros de referencia en la región para la confirmación del diagnóstico de Fibrosis Quística en los niños en los que ha sido previamente detectada esta enfermedad mediante el cribado neonatal, según informan en nota de prensa.

Ambas unidades son mixtas, realizan el seguimiento de pacientes pediátricos, su transición desde la adolescencia a la edad adulta y los nuevos casos diagnosticados en mayores de edad. La centralización del cribado neonatal de esta patología en dos unidades de referencia regional en estos dos hospitales, el 12 de Octubre y Ramón y Cajal, es un logro porque de este modo se optimizan los recursos y se implanta un protocolo común de actuación para la región, dividida en zonas de atención.

En el 12 de Octubre el número de pacientes en seguimiento este año asciende a 176, de los que 59 son niños menores de 17 años y 117 adultos. En los últimos seis meses, este hospital ha realizado 13 estudios en casos sospechosos, de los que dos han sido confirmados. En el Ramón y Cajal, de los 15 estudios que se han llevado a cabo en ese mismo periodo, 11 han sido negativos y cuatro positivos.

Enfermedad genética

La Fibrosis Quística es una enfermedad genética autonómica recesiva que se transmite cuando ambos padres son portadores del gen mutado. Afecta principalmente al pulmón y páncreas, pero también pueden dañar al resto de órganos de los aparatos respiratorio y digestivo -hígado- y el aparato reproductor. Se diagnostica mediante la determinación de la concentración de cloro en una muestra de sudor del paciente, explican.

Las manifestaciones clínicas suelen aparecer en los primeros años de vida, aunque cada vez es mayor el número de adultos que la padecen. Aunque la Fibrosis Quística no dispone de un tratamiento curativo definitivo, la esperanza de vida para estos pacientes ha aumentado de forma considerable en los últimos años -un elevado porcentaje de los pacientes diagnosticados en la infancia llegan a cumplir los 40 ó 50 años-.


Lo más destacado

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha designado a los Hospitales Universitarios 12 de Octubre y Ramón y Cajal como centros de referencia en la región para la confirmación del diagnóstico de Fibrosis Quística.

En el 12 de Octubre el número de pacientes en seguimiento este año asciende a 176, de los que 59 son niños menores de 17 años y 117 adultos.

En el Ramón y Cajal, de los 15 estudios que se han llevado a cabo en ese mismo periodo, 11 han sido negativos y cuatro positivos.