Salud

Una técnica quirúrgica permite extirpar tumores benignos de páncreas conservando el máximo de función pancreática

29-I-09. Reduce sensiblemente el número de posibles complicaciones y la estancia hospitalaria

Un equipo de cirujanos de la Clínica de la Universidad de Navarra ha desarrollado una técnica quirúrgica laparoscópica permite extirpar del páncreas tumores benignos muy localizados, conservando el máximo de función pancreática. Del mismo modo, reduce sensiblemente el número de posibles complicaciones y la estancia hospitalaria. El procedimiento es pionero en España.

“El principal logro es que consigue reproducir por vía laparoscópica una cirugía que hasta la fecha sólo era posible hacer mediante cirugía abierta. Esta nueva vía laparoscópica es mucho menos invasiva y permite preservar gran parte de la glándula, de forma que se previene la aparición de diabetes en el postoperatorio”, describe el doctor Fernando Pardo, director del servicio de Cirugía Hepatobiliopancreática.

Excelentes resultados

“Los resultados de la pancreatectomía central laparoscópica son excelentes. Incluso se pueden llegar a superar los conseguidos mediante la cirugía abierta”, indica el doctor Fernando Rotellar. Según el especialista, los días de ingreso hospitalarios disminuyen también desde los diez de media del procedimiento convencional a los 4 días de hospitalización que se consigue con laparoscopia. “Las tasas tan bajas de complicaciones se traducen a su vez en una estancia hospitalaria muy breve”, explica el cirujano de la Clínica de la Universidad de Navarra.

La importancia de esta técnica quirúrgica reside en que consigue extirpar la mínima porción posible de páncreas y, como consecuencia, evita “el riesgo de que el paciente desarrolle una intolerancia a la glucosa o una diabetes, además de problemas digestivos derivados de la falta de enzimas pancreáticos”, apunta el doctor Pardo.