Salud

Un nuevo método acelera la detección de fármacos en aguas residuales

27-I-09. Su principal ventaja es que es capaz de detectar de forma simultánea hasta 75 compuestos

La nueva directiva marco del agua de la Unión Europea ordena el necesario control de la presencia de fármacos en aguas residuales, ya que desembocan en ríos y lagos. Por este motivo investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y del Institut Català de Recerca de L’Aigua han descubierto un nuevo sistema más rápido y fiable que permite detectar 75 fármacos de forma simultánea presentes en el agua.

Nuevo método

Los investigadores han analizado siete depuradoras de la cuenca del Ebro en los años 2006 y 2007 con este método. Los fármacos más abundantes son antiinflamatorios, reguladores de lípidos, betabloqueantes, antibióticos, diuréticos y también glibenclamida y metronidazola. Se han detectado más sustancias que otros años gracias a esta nueva herramienta que permite detectar más compuestos, aún así los niveles de fármacos hallados son normales. Para completar el estudio, se analizarán además depuradoras más cercanas a Barcelona y otras zonas del río Llobregat.

La herramienta de detección de fármacos combina tecnologías frecuentes en los laboratorios especializados como son la extracción en fase sólida, cromatografía líquida y espectrometría de masas. Es capaz de acelerar considerablemente el proceso de análisis y además es muy fiable y permite detectar fármacos a concentraciones muy bajas.


Datos

El nuevo sistema forma parte del proyecto europeo Aquaterra que tiene una duración de cinco años (junio 2004-julio 2009).

Participan cuarenta y cinco instituciones europeas y analiza cinco cuencas fluviales europeas (Ebro, Danubio, Elba, Meuse y Brevilles).

El estudio se ha desarrollado en los laboratorios del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua en Barcelona.