Salud

La Clínica Universitaria de Navarra, pionera en la aplicación de una nueva técnica para explorar el intestino delgado

16-I-08. La enteroscopia de balón facilita el avance por todo el tracto intestinal y a la capacidad exploratoria añade la posibilidad de tratar las lesiones en el mismo momento

La Clínica Universitaria de Navarra ha puesto en marcha, de forma pionera en la Comunidad foral, una nueva técnica para explorar el intestino delgado, la enteroscopia de balón. Consiste en la introducción de un endoscopio, por vía oral o anal, con un sobretubo en cuyo extremo porta un balón que puede hincharse o deshincharse. Gracias a este dispositivo, el especialista puede avanzar con el endoscopio por el intestino delgado, ya que el balón, una vez hinchado, facilita el avance del endoscopio hasta tramos profundos del intestino delgado, pudiendo conseguir su visualización completa.

Actualmente, para explorar el intestino delgado la técnica más difundida es la utilización de una cápsula con cámara incorporada que, administrada al paciente por vía oral, graba las imágenes del interior durante su recorrido. Sin embargo, a la capacidad exploratoria de la cápsula, la enteroscopia de balón añade también sus posibilidades terapéuticas. El nuevo aparato tiene, como todos los endoscopios convencionales, un canal de trabajo que permite introducir el instrumental necesario para realizar maniobras terapéuticas. De este modo, posibilita extirpar pólipos, esclerosar y electrocoagular determinadas lesiones,  entre otras intervenciones.

“La ventaja que aporta la enteroscopia de balón es que permite observar perfectamente los 5 ó 6 metros de intestino delgado, pero además no es sólo una técnica diagnóstica de imagen, sino que también nos permite tomar biopsias y realizar terapéutica”, describe el doctor Miguel Muñoz, director del servicio de Digestivo de la Clínica Universitaria. Actualmente, las exploraciones ordinarias de intestino delgado se efectúan mediante cápsula. En caso de que las imágenes grabadas revelen alguna lesión, se introduce el enteroscopio por vía oral o anal hasta llegar al lugar donde se localiza. Una vez allí, si está indicado, se puede tratar la lesión endoscópicamente.

 




Lo más destacado

Una cámara en el intestino. Actualmente, para explorar el intestino delgado la técnica más difundida es la utilización de una cápsula con cámara incorporada que, administrada al paciente por vía oral, graba las imágenes del interior durante su recorrido.