Salud

Las organizaciones profesionales médicas piden más competencias de autorregulación

14-I-08. La OMC se ha comprometido en el desarrollo de un marco común de autorregulación en el que se integren todas las tendencias y organizaciones profesionales

La Organización Médica Colegial (OMC) está desarrollando un proyecto para establecer un marco común de la profesión médica, en el que se integren todas las tendencias y organizaciones profesionales, para desarrollar los postulados esenciales de lo que hoy por hoy debe entenderse como una auténtica regulación compartida, de base profesional.

“Puesto que la profesión médica no actúa con independencia de los demás agentes del sistema sanitario, es razonable hablar de regulación compartida o co-regulación”, afirma el vicepresidente de la OMC, Javier Aguirre, para quien “ha llegado el momento de que las organizaciones profesionales médicas asumamos mayores competencias de autorregulación”. Como punto de partida se ha tomado el ejemplo de SEAFORMEC (Sistema Español de Acreditación de la Formación Médica Continuada) que, desde su implantación en el año 2002, lo vienen utilizando las Sociedades Científicas como ente acreditador de sus programas formativos.

Ya se han iniciado los primeros contactos para poner en marcha este proyecto, a través de reuniones con FACME, con la Conferencia de Decanos, con el Consejo Nacional de Especialidades, con el Foro de Pacientes y con otros agentes profesionales. Dicho proyecto está orientado a garantizar la calidad asistencial y el compromiso profesional. De entre los ámbitos que debería contemplar, el de la revalidación es, hoy por hoy, el más novedoso y el que “ha de representar el verdadero test de credibilidad y compromiso del mundo profesional médico, en el contexto del que se conoce como contrato social”.

La Asociación Médica Mundial ha reafirmado la importancia de que todos los Consejos Nacionales y Asociaciones Médicas implanten el desarrollo profesional continuo a todos los médicos como garantía de calidad hacia el paciente. Por otra parte, la Ley 16/2003 de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud, ya exigía la puesta en marcha de criterios comunes para ordenar las actividades de formación continuada y el 14 de septiembre de este año se publicó en el BOE el Real Decreto por el que se determina la composición y funciones de la Comisión de Formación Continuada de las Profesiones sanitarias y el sistema acreditador de la misma.




Lo más destacado

Objetivos. Ya se han iniciado los primeros contactos para poner en marcha este proyecto, a través de reuniones con FACME, con la Conferencia de Decanos, con el Consejo Nacional de Especialidades, con el Foro de Pacientes y con otros agentes profesionales. Dicho proyecto está orientado a garantizar la calidad asistencial y el compromiso profesional.