Salud

La violencia machista afecta más a mujeres de entre 21 y 50 años y a extranjeras

13-XII-07. El Observatorio de Salud de la Mujer y la Comisión contra la Violencia de Género han presentado el Informe anual sobre Violencia de Género 2006 .

Las mujeres de entre 21 y 50 años tienen más riesgos de morir por violencia machista. Así lo refleja el Informe anual de Violencia de Género 2006, presentado hoy en el Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y elaborado por el Observatorio de Salud de la Mujer y la Comisión contra la Violencia de Género del propio Interterritorial. El documento analiza los datos de muertes de mujeres a manos de sus parejas desde 1998 a 2006, periodo en el que 484 mujeres han perdido la vida por esta causa, según ha informado el Ministerio de Sanidad y Consumo en una nota de prensa. Además, se estima que el número de mujeres afectadas por la violencia de género han sido 360.830. La distribución de casos en el tiempo se ha mantenido constante, si bien, 2003 (66 muertes), 2004 (61) y 2006 (61) registran las cifras más elevadas.

Según la tendencia observada, “el problema se manifiesta en aquellos momentos de la vida en los que las mujeres deberían tener acceso a oportunidades para adquirir una educación superior, un trabajo remunerado o una oportunidad de promoción laboral”. Por tanto, “podría considerarse la conducta violenta y abusiva de los hombre como un modo de mantenerlas en una posición de subordinación social en sus relaciones de pareja”, explica el informe. Además, el riesgo de morir por esta causa es 5,3 veces mayor en el caso de las mujeres extranjeras residentes en España. Estas cifras, subraya el documento, “evidencian la necesidad de ahondar en los motivos por los que ser mujer e inmigrante incrementa el riesgo de padecer y morir” a manos de su pareja. La diversidad de nacionalidades y las dificultades de acceso a los servicios sociales y sanitarios serían las principales variables que se deberían incluir en futuras investigaciones, concreta el estudio.

Distribución geográfica

El informe presentado ante el Pleno del Consejo Interterritorial también subraya que la tasa media de mortalidad y denuncias por violencia de género es mayor en las provincias españolas que registran un Índice de Desarrollo de Género (IDG) bajo. El IDG es un indicador propuesto por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que mide el progreso medio de la población en términos de igualdad entre hombres y mujeres. Este indicador aglutina información cuantitativa sobre las desigualdades entre ambos sexos en índices de longevidad, nivel educativo e ingresos procedentes del trabajo remunerado. La media española en el año 2000 (último dato disponible) del IDG se situó en 0,895.

El Informe anual de Violencia de Género 2006 compara las leyes que regulan esta materia en el ámbito internacional con respecto a la presencia del sector salud y sus profesionales. Se han identificado 36 países que tienen disponibles leyes, decretos, actas de familia y enmiendas de ley relacionadas con el tema. Tras analizar todas estas normas, el Informe asegura que “España es la única que enfoca la violencia de género de un modo integral y multidisciplinar”. Además, la Ley 1/2004, de Protección Integral contra a la Violencia de Género es una de las nueve que incluye la participación del ámbito sanitario y la intervención de las y los profesionales sanitarios en la prevención y atención a las mujeres.

Fruto del trabajo desarrollado en esta legislatura es el Protocolo común para la actuación sanitaria ante la violencia de género en el Sistema Nacional de Salud (SNS), que ha iniciado su implantación efectiva este año tras su publicación en abril de 2007. Este documento ha proporcionado a los profesionales sanitarios pautas de actuación homogéneas para la prevención, diagnóstico temprano, atención y seguimiento de los casos de violencia de género en los centros de salud y servicios de urgencias.



Lo más destacado

Pioneros. El estudio refleja que la Ley española de Protección Integral contra la Violencia de Género, aprobada en esta legislatura, es una de las pocas que incluye la participación del ámbito sanitario de las 36 leyes de otros países que existen en esta materia.
Datos. En España, las mujeres de edades comprendidas entre los 21 y los 50 años aparecen como las de mayor riesgo de morir por esta causa. Este riesgo es 5,3 veces mayor en el caso de mujeres extranjeras residentes en España.