Salud

España es uno de los países europeos que registra un menor uso de opioides para tratar el dolor severo

02-IV-07. El 48% de los pacientes son tratados con analgésicos antiinflamatorios no esteroideos, frente al 1%, que recibe opioides

Los profesionales sanitarios no han superado todavía las barreras que pesan sobre los opioides para el tratamiento del dolor severo. Prueba de ello es que el 48% de los pacientes que presentan este síntoma son tratados con antiinflamatorios no esteroideos (AINE), mientras que tan sólo el 1% recibe opioides. Así lo ha afirmado el presidente de la Sociedad Española del Dolor (SED), Carlos de Barutell, en el transcurso del Curso "Actualización en el Manejo del Dolor", que se imparte esta semana en el Auditorio de la Fundación Lázaro Galdiano (Madrid).

Este encuentro -organizado por Ferrer Farma en colaboración con la Sociedad Española del Dolor y el Departamento de Medicina del Dolor y Cuidados Paliativos del Beth Israel Medical Center de Nueva Cork- tiene como objetivo principal debatir sobre los últimos avances en el tratamiento del dolor y los cuidados paliativos.

Según la encuesta Pain in Europe, el dolor crónico afecta aproximadamente a 4,5 millones de españoles, lo que representa el 11% de la población. A pesar de esta alta prevalencia y de sus consecuencias sobre la calidad de vida de los pacientes, el dolor no está tratado adecuadamente en España. Tal y como explicó doctor De Barutell, "en el 58% de las personas con dolor, el tratamiento resulta inefectivo". Los prejuicios asociados al uso de opioides y la burocratización que afecta a su prescripción, son algunos de los factores que influyen en el limitado uso de estos fármacos, esenciales, según los especialistas, en el tratamiento del dolor severo.

Desconocimiento

Otra de las circunstancias que influye en el insuficiente abordaje del dolor en España es el desconocimiento de gran parte de la población sobre la existencia de Unidades de Dolor. "El 82% de los pacientes son tratados por médicos de Atención Primaria y solamente el 2% por las Unidades de Dolor", señaló el doctor De Barutell.

Dado el déficit de médicos especialistas en dolor, la falta de dotación económica de los hospitales y la imposibilidad de contratar a personal de diferentes especialidades médicas, se dificulta el acceso de los pacientes a la resolución de esta patología. Por ello "es fundamental la creación en todos los hospitales de España de Unidades de Dolor multidisciplinarias e independientes de los diferentes servicios de los hospitales", apuntó el presidente de la SED.


Lo más destacado

Datos. Según la encuesta Pain in Europe, el dolor crónico afecta aproximadamente a 4,5 millones de españoles, lo que representa el 11% de la población. A pesar de esta alta prevalencia y de sus consecuencias sobre la calidad de vida de los pacientes, el dolor no está tratado adecuadamente en España. Tal y como explica el doctor De Barutell, "en el 58% de las personas con dolor, el tratamiento resulta inefectivo".

SED. La Sociedad Española del Dolor es una asociación profesional y multidisciplinar que fue fundada con la intención de promover trabajos científicos sobre los mecanismos y el tratamiento del dolor, sensibilizar a la sociedad sobre esta problemática, así como fomentar la mejora constante en la valoración y la terapia de los pacientes que sufren dolor.

Ferrer Farma. Es la División Hospitalaria de Grupo Ferrer que centra su actividad en las áreas de dolor, oncología, cardiovascular y hemoterapia. Fiel al compromiso del Grupo Ferrer con la Sociedad, invierte de forma importante en I+D, en el fomento del conocimiento y en la formación y actualización de los especialistas españoles.