Salud

El Sistema Nacional de Salud financia todos los nuevos medicamentos oncológicos autorizados por la Agencia Europea del Medicamento

30-IV-2007. La nueva ley sólo restringe la financiación pública para aquellos medicamentos que no supongan una innovación terapéutica respecto a los fármacos que ya existen en el mercado

El Ministerio de Sanidad y Consumo ha incluido en la financiación pública todos los medicamentos oncológicos nuevos aprobados por la Agencia Europea del Medicamento (EMEA) para que los españoles puedan tener acceso a los tratamientos más novedosos contra el cáncer. De esta forma, el Ministerio puntualiza alguna de las afirmaciones poco rigurosas, al no estar contrastadas con datos, contenidas en el informe de la Sociedad Española de Oncología Médica "Barreras del acceso al paciente de los fármacos oncológicos". El estudio ha sido hecho público esta semana y en él se asegura que la Ley de Garantías y de Uso Racional del Medicamento hace más restrictivos los criterios de selección de los fármacos a efectos de su financiación.

La nueva ley sólo restringe la financiación pública para aquellos medicamentos que no supongan una innovación terapéutica respecto a los fármacos que ya existen en el mercado . La prueba de que esta disposición no ha afectado a estos fármacos es que todos los productos contra el cáncer aprobados por la EMEA han sido incorporados a la financiación pública. En efecto, hay que recordar que, según la citada ley, para la inclusión de medicamentos en la financiación del SNS se tiene en cuenta, entre otros factores, el grado de innovación del medicamento.

Proceso de autorización

En cuanto a las posibles trabas burocráticas que pudieran retrasar la aprobación de estos medicamentos, es necesario recordar que los productos oncológicos se aprueban por un procedimiento centralizado de autorización. Éste se basa en la evaluación del Comité de Medicamentos de Uso Humano (formado por representantes de los Estados miembros de la UE) de la Agencia Europea del Medicamento (EMEA). Tras su opinión positiva, la Agencia la trasmite a la Comisión Europea , que remite a los Estados la autorización comunitaria del medicamento. Por lo tanto, no cabe retraso alguno en la evaluación.

Esta autorización, firmada por el Comisario europeo, llega a la Agencia española vía Ministerio de Asuntos Exteriores. En España, tras la solicitud del laboratorio, se emite la autorización en una semana, aproximadamente. Después, una Comisión Interministerial de Precios determina la financiación y el precio, en su caso. El promedio de tiempo desde que se inician los expedientes para decidir sobre la financiación de estos productos hasta su resolución de inclusión en la prestación farmacéutica por parte de la Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos, ha mejorado sensiblemente en los dos últimos años.



De interés

Prescripción farmacéutica. La inclusión de un medicamento en el Sistema Nacional de Salud permite que los profesionales médicos de todas las Comunidades Autónomas puedan prescribirlo a sus pacientes cuando lo consideren necesario. Por tanto, la prestación farmacéutica es en nuestro país un instrumento de cohesión territorial, como lo es también la Estrategia Nacional del Cáncer, elaborada en común por el Ministerio de Sanidad y Consumo, las sociedades científicas y las CC.AA.

Financiación pública. Los productos oncológicos se aprueban por un procedimiento centralizado de autorización en la Agencia Europea del Medicamento. Una vez autorizados por la Agencia, una Comisión Interministerial de Precios decide sobre su incorporación al SNS, habiendo adoptado una decisión positiva para todos los medicamentos oncológicos. La Ley de Garantías y de Uso Racional de los Medicamentos sólo limita la financiación pública para aquellos fármacos que no supongan una mejora terapéutica.