Salud

Infecciones fúngicas, los hongos son los culpables

04-IV-07. Las nuevas guías oncológicas europeas y americanas recomiendan el posaconazol como tratamiento preventivo de las infecciones fúngicas invasivas en pacientes de alto riesgo

Más de 700.000 pacientes en la Unión Europea sufren cada año infecciones fúngicas (causadas por hongos) durante sus estancias en un centro hospitalario. Este tipo de dolencias son las más comunes tanto en pacientes inmunodeprimidos como inmunocomprometidos. En especial afectan a enfermos oncológicos en tratamiento con quimioterapia o en aquellos que han recibido un trasplante de células madre hematopoyéticas.

"La prevención de estas infecciones fúngicas en pacientes con el sistema inmunitario debilitado es una estrategia común, dado que en estos enfermos de alto riesgo el diagnóstico se retrasa con frecuencia o es difícil de establecer con certeza, y un retraso en el tratamiento antifúngico incrementa la mortalidad", según afirma el doctor Oliver Cornely, profesor del Departamento de Medicina Interna de la Universidad de Colonia, en Alemania, que participa en el simposio Integración de la profilaxis antifúngica en la práctica clínica, en el marco del XVII Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas (ECCMID en sus siglas en inglés), que ha teniendo lugar en Munich, en Alemania.

Ante las infecciones fúngicas en pacientes de alto riesgo, posaconazol (Noxafil®, comercializado por Schering-Plough) es la terapia preventiva más efectiva, según dos estudios publicados en la revista New England Journal of Medicine. El doctor Cornely, autor de uno de estos revolucionarios trabajos, subraya que "gracias a este fármaco podemos ayudar a prevenir las infecciones causadas por Aspergillus y Candida, dos de los patógenos más habituales".

Reducción de la mortalidad

Según el doctor Andrew Ullman, autor de otro de los estudios y especialista en enfermedades infecciosas, hematología y oncología del Hospital Universitario Johannes Gutenberg, en Mainz (Alemania) y que también participa en este simposio, "posaconazol proporciona una terapia preventiva eficaz y bien tolerada, lo que permite al médico centrarse en tratar a sus pacientes de su enfermedad subyacente".

Las conclusiones del trabajo dirigido por el doctor Ullman establecen que posaconazol es igualmente eficaz que fluconazol en la prevención de infecciones por hongos en pacientes de alto riesgo, pero los resultados son mejores en la profilaxis de aspergilosis. Además, también se ha demostrado que gracias a la terapia con posaconazol se reduce el número de fallecimientos relacionados con infecciones fúngicas.


Lo más destacado

Posaconazol (Noxafil®). Es un medicamento que se administra por vía oral, también recibió en octubre la indicación para tratar en primera línea la infección orofaringea (en boca y garganta) por Candida. Esta indicación responde a un estudio realizado con la participación de pacientes con VIH y candidiasis, en el que se comparó la eficacia de posaconazol frente a fluconazol.

Recomendado. La Red Integral del Cáncer de Estados Unidos (NCCN en sus siglas en inglés) ha recomendado el uso de este fármaco en pacientes con síndrome mielodisplásico, leucemia mieloide aguda o que hayan recibido un trasplante de células madre hematopoyéticas con enfermedad injerto contra huésped.